Kymco

Motos Kymco

Resize
View
  • Agility City 125

    El Agility City se ha convertido en uno de los superventas de la gama KYMCO y no le faltan buenas cualidades para haberlo conseguido. Se trata de un scooter de “Rueda Alta” que emplea ruedas de gran diámetro (16 pulgadas) en ambos ejes, consiguiendo con ello una nobleza y seguridad en la conducción no igualada por otros tipos de scooters. A esta virtud, el Agility City añade una relación precio-calidad inigualable con la que ha conseguido ganarse al público de toda la geografía española tanto por sus cuidados acabados como por su diseño italiano de buen gusto con cierto toque deportivo.

    Su mecánica es la tradicional de KYMCO con refrigeración por aire forzado que tiene fama de robusta, fiable y poco consumidora. Sigue confiando en la alimentación tradicional por carburador.

    En cuanto a su equipamiento, merece la pena destacar la dotación de potentes frenos de disco en ambos ejes, suelo plano para apoyar los pies, doble dotación de caballetes, guantera central con cerradura, hueco para casco abierto bajo el asiento y un baúl de 33 litros de capacidad (sobrado para un casco integral y algo más) firmado por la firma española SHAD.

    El Agility City rompe con el tópico habitual de los scooters de “Rueda Alta” con diseños demasiado “serios”, aportando un estilo original y personal con formas afiladas que imprimen un carácter deportivo y juvenil.

    Su frontal está dominado por un escudo afilado, en el que se recoge un faro de grandes dimensiones. El manillar incorpora un parabrisas corto en cristal ahumado tras el que se encuentra un completo cuadro de instrumentos que incluye reloj horario digital. Pese a la juventud y modernidad que respira el Agility City, cuenta en su equipamiento con la tradicional guantera central protegida por cerradura.

    La parte posterior luce unas líneas muy estilizadas y ligeras acordes con los 120 kilos de peso declarados. Un recurso muy práctico empleado en el diseño del Agility City es recurrir a dos tipos de plástico para su carrocería: la parte superior en material de calidad acabado en impecables colores blanco, negro o titanio, dejando para la parte inferior un plástico pigmentado en color negro más sufrido y resistente pensado para disimular mejor los arañazos y golpes que suele sufrir un vehículo urbano a emplear a diario.

    Este diseño es obra del artista italiano Massimo Zaniboni, autor de otros muchos modelos de éxito de la gama Kymco.

  • Super DINK 300i

    KYMCO ha revolucionado la cilindrada de 300 cc con este Super Dink. Se trata de un scooter Gran Turismo de gran polivalencia como scooter todo uso para emplear a diario por los usuarios del carnet A2/A, aportando mucho más que los modelos de 250 cc (aunque le separen tan solo 50 cc) en el sentido de unos muy superiores registros de potencia y prestaciones, y resultando ser una solución más asequible, manejable y menos consumidora que los Megascooters.

    Dentro de la gama de modelos KYMCO de 300 cc, el Super Dink representa el tope de gama. Y no es para menos, ya que se trata de un scooter con mucho porte y presencia por sus grandes dimensiones y diseño italiano, impulsado por una potente mecánica de alta tecnología que rinde 30 CV, y con una capacidad de carga extraordinaria que permite introducir bajo su asiento dos cascos integrales de cualquier talla y modelo.

    Para su conductor se dispone de un puesto cómodo y amplio, con una protección fuera de lo común por su parabrisas y amplio escudo que le protegen tanto en los días de lluvia como del viento. Así mismo, admite de buen grado un pasajero contando para él con un asiento de generosa superficie y mullido acompañado de asideros laterales y unas estriberas fijas para apoyar los pies.

    El Super Dink cumple con las más exigentes normas del concepto Gran Turismo. Aún tratándose de un vehículo de cilindrada media con 300 cc y 30 CV de potencia, no tiene nada que envidiar a los megascooters de superior cilindrada y precio, tanto por tamaño como por tecnología y nivel de equipamiento.

    Así pues, como buen scooter GT que es, el Super Dink ofrece una gran envergadura y dimensiones que imprimen porte y presencia a su conductor, puesto de conducción marcado por la amplitud y confort gracias a su cómodo asiento con respaldo envolvente, elevada protección de marcha antes las inclemencias meteorológicas, amplia capacidad de carga bajo el asiento, y la más moderna tecnología aplicada a su propulsor SK60 cuyos 30 CV que desarrolla le impulsan a velocidades máximas por encima de los 130 km/h.

    Massimo Zaniboi ha sido el diseñador que se ha ocupado de dar forma al Super Dink. Sus formas están inspiradas en la aerodinámica con un frontal incisivo que agrupa cuatro ópticas de faro en dos conjuntos, con luz de posición tipo Daylight por diodos LEDs. El frontal se completa con un envolvente parabrisas tintado en un degradado que comienza en negro en su base hacia transparente a mitad de altura.

    Detrás de este parabrisas se encuentra el cuadro de instrumentos de neta inspiración automovilística que agrupa una gran información en sus dos esferas analógicas con una gran pantalla digital LCD.

    La parte posterior se remata con un asiento a dos alturas, un portabultos tipo spoiler que se prolonga hacia delante formando asideras laterales y un grupo óptico posterior de gran superficie iluminada.